6.10.05

hagan cola

Hoy fue un día signado por las tapas de minas en bolas. Esperando un colectivo en Corrientes escuché que un chabón y su novia (iban abrazados con mucha dulzura por lo que asumo que eran pareja) se detenían sorpresivamente en una parada de kisco y él le comentaba: "¡Che! ¡La revista Claro está hecha una porno! ¿Te acordás de cuando sólo hablaban de recetas de cocina y de decoración de interiores?". Ella asentía, y yo pensaba: "El flaco tiene razón. Antes la Claro era la Para Tí de las clases populares...". Ya de regreso del trabajo, me demoré en el kiosco de Lacroze y Cabildo pispeando las distintas tapas de minas en bolas. En general bien. Hasta que llegué a Paparazzi. Aparecía Karina Jelinek asomada al borde de una pileta con el título "Hagan cola". Como soy medio chicato, decidí inclinarme para observar la tapa mejor. Ahí me di cuenta de algo: Jelinek estaba triste. No melancólica sino triste. Pensé: "¿Por qué será?". Evalué: no es por guita porque plata tiene. Tampoco es por fracaso laboral, porque la mina es conocida. Barajé el tema sexual, pero consideré altamente improbable que fuera infeliz a la hora de coger (está claro que pudo elegir al atléticamente más satisfactorio). Estuve un rato largo (no tenía apuro por volver a casa) hasta que entendí: Jelinek estaba triste porque no le encontraba sentido a la vida. "Sí. Tiene que ser eso. La mina se siente vacía", me convencí. Tenía lógica: una mujer hermosa que hace cola en una pileta, pero que en el fondo no le importa. No le signfica nada. Acepté como válida esa hipótesis y acto seguido me enojé. ¿Con qué derecho está mina salía en culo y con una tremenda cara de velorio? ¿Con qué puto derecho? ¡La vida esta a full, Jelinek! ¡Date cuenta! Te invito a mi barrio, morocha. Hay buenos deliverys y el videoclub a un peso. No soy atlético, pero sí atrevido. Y si te gusta la pileta, en la terraza de mi edificio armamos un piletín y chapuceamos de lo lindo. Tengo un protector solar factor 15, ¿sabés? Hawaiian Troppic. Tipo gel. A si que Karina... cuando tu digas. Estaba de lo más embalado en mi enganche cuando me di cuenta de que la señora del kiosco me miraba con atención. Recuperé mi postura y continué rumbo a casa. Cuando pasé frente a la señora, comenté: "Cada vez más zarpadas las revistas, ¿no?". Ella asintió con una sonrisa entre enigmática y sabia. No sé porqué, pero en ese momento me acordé de mi heladera vacía y decidí, antes de volver, pasar por el super y comprar unas cervezas para el fin de semana.

10 comentarios:

'Thought & Humor' dijo...

We work like a horse.
We eat like a pig.
We like to play chicken.
You can get someone's goat.
We can be as slippery as a snake.
We get dog tired.
We can be as quiet as a mouse.
We can be as quick as a cat.
Some of us are as strong as an ox.
People try to buffalo others.
Some are as ugly as a toad.
We can be as gentle as a lamb.
Sometimes we are as happy as a lark.
Some of us drink like a fish.
We can be as proud as a peacock.
A few of us are as hairy as a gorilla.
You can get a frog in your throat.
We can be a lone wolf.
But I'm having a whale of a time!

You have a riveting web log
and undoubtedly must have
atypical & quiescent potential
for your intended readership.
May I suggest that you do
everything in your power to
honor your encyclopedic/omniscient
Designer/Architect as well
as your revering audience.
As soon as we acknowledge
this Supreme Designer/Architect,
Who has erected the beauteous
fabric of the universe, our minds
must necessarily be ravished with
wonder at this infinate goodness,
wisdom and power.


Please remember to never
restrict anyone's opportunities
for ascertaining uninterrupted
existence for their quintessence.

There is a time for everything,
a season for every activity
under heaven. A time to be
born and a time to die. A
time to plant and a time to
harvest. A time to kill and
a time to heal. A time to
tear down and a time to
rebuild. A time to cry and
a time to laugh. A time to
grieve and a time to dance.
A time to scatter stones
and a time to gather stones.
A time to embrace and a
time to turn away. A time to
search and a time to lose.
A time to keep and a time to
throw away. A time to tear
and a time to mend. A time
to be quiet and a time to
speak up. A time to love
and a time to hate. A time
for war and a time for peace.


Best wishes for continued ascendancy,
Dr. Howdy

'Thought & Humor'

P.S. One thing of which I am sure is
that the common culture of my youth
is gone for good. It was hollowed out
by the rise of ethnic "identity politics,"
then splintered beyond hope of repair
by the emergence of the web-based
technologies that so maximized and
facilitated cultural choice as to make
the broad-based offerings of the old
mass media look bland and unchallenging
by comparison."

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
bellabellota dijo...

ehh... lo decis por la cara de culo??
jeje...

pereman dijo...

te admiro juan, este post es maravilloso!

EL ODIANTE dijo...

Je, es verdad, las revistas de ahora están entre la vieja eroticón y playboy y la ParaTi. Sabes q una vez intuí una trizteza parecida en Pampita, cuando en una tapa se anunciaba su casamiento y me llevo a pensar mucho en minas como ella.

Martín H dijo...

no estaria descompuesta?

saludos
m

DrNitro dijo...

Vamos a ver, entonces no sólo resulta que el dinero no lleva a la felicidad, sino que tampoco lo hacen la fama, la belleza, el sexo ni la estupidez, todos elementos que a la muchacha en cuestión le sobran. Ahora bien, tampoco lo hacen la pobreza, el anonimato, la fealdad, la abstinencia o la sapiencia; de cualquier manera concuerdo con Juan Manuel que el camino para la felicidad debe tener que ver con videoclub a un peso y delivery.
Espectacular post muchacho.

goyo dijo...

jajajajaja


muy genial
brindo por este post



goyo

ff dijo...

Lowfi, lo tuyo sí que es un servicio a la comunidad, un gesto de buen samaritano, un sacerdocio... solo falta que reclames que te candidateen al nobel de medicina... por lo de hacerle bien a la salú espiritual de la jelinek, obvio!