6.3.09

los que cabalgan

No todos los días se puede volver contento a casa. A veces es el trabajo el que te desilusiona, y a veces un amigo. Enojarse con un amigo es dificil porque uno lo quiere. Y uno no puede enojarse con él como si fuera cualquier hijo de vecino.

Cuando alguien olvida la zanja, también olvida la sangre que perdió el desobediente, el que vio que es injusto esperar. La paciencia que perdió Chacho Peñaloza o López Jordán

Tengo una teoría: si en la escuela te enseñaran más la vida de los caudillos, los pibes ya no se coparían tanto con los ídolos de rock.

O sí.

Se coparían.

Pero los relacionarían más con outlaw Pete o Johnny Cash.

Y ya se sabe que los que cabalgan
se sienten capaces de todo.

3 comentarios:

chino dijo...

"los que cabalgan, se sienten capaces de todo": genial, y acuerdo cien por ciento.
Nada que ver: estos son re peronistas, ¿no?
http://blogs.guardian.co.uk/observermusic/leehazlewood.jpg

Julia dijo...

Reservate para el 11 de abril, querido Low Fi. Lo bueno del enojo con los amigos es q suele ser pasajero, vas a ver...

aguaninio dijo...

estoy muy de acuerdo, viejo.... lucio mansilla se mandó un viaje más surrealista que todo el "rock argentino" junto, y ahí está, en librerías de usados, medio escondido. el mundo se ve de otra forma desde el lomo de un equino