11.3.10

sparklehorse

Descubrí a Mark Linkous y a Sparklehorse (algo así como Caballodestellante, su pseudónimo-banda) casi de casualidad. Alguien me pasó Sad & Beatifull por ICQ y al toque me topé con su segundo disco en Tower. Desde entonces me hice devoto. Había terminado la convertibilidad y ya no era tan barato comprar un disco importado, pero los cds de Sparklehorse se me fueron cruzando a precios irrisorios. Casi como pidiéndome que los comprara y me hiciese fan. Y bueno, me hice fan. Y hasta sumé a varios amigos a su bando.

Ayer me enteré que se pegó un tiro y se mató. Tenia 47 años.

Me gustaba su voz quebrada, suave, aunque para nada blanda o llorona; sus temas contry-folk hecho con migajas y sus arranques de furia. Un lowfi tipico, bah. Pero con historia propia y obsesiones personales, una idea sobre la vida y el mundo, que en general veía entre triste y delirante, y que acompañaba con guitarras slide y sonidos extraños. Un tipo a quien llegabas a conocer a través de sus canciones.

Si me preguntan, recomiendo obviamente los tres primeros discos de Sparklehorse. Canciones como Cow, Most beautiful widow in town, Sick of goodbyes, Sunshine, Piano fire (con Pj Harvey), Sea of teeth y Little fat baby.

Y a los que les gusta Lynch, ojo: eran amigos y armaron un disco juntos. Lynch puso las fotos y Mark su mundo delirante y de ensoñación.

"Defino la musica de Linkous como desafiantemente surrealista. Con referencias a bebes sonrientes, melodía de órganos, pájaros y cuerpos celestiales", dijo un crítico en EE.UU. Yo digo que era un tipo adorable y que ya no escucharemos nueva música de él.




1 comentario:

Carolina dijo...

adorable, q pena q se vaya y de esa manera :( lo vamos a extrañar!