5.9.11

Tranquilos. 79-53. No siendo un mal equipo (tienen 3 NBA), Canadá se las arregló para sacarnos el partido más flojo a nivel emoción de todo el torneo. Sí, nos exigieron más que Paraguay y Uruguay en la primera ronda, pero partiendo de una riqueza mucho mayor que nunca se plasmó ni en medio minuto de peligro para nosotros. Es cierto que Argentina no los dejó. Prigioni volvió a ser un relojito (viene siendo uno de los más regulares del equipo, un capo Pablo) y El Chapu tuvo un muy buen partido, con tres triples casi seguidos y varias de esas corajeadas que nos encantan. De Ginóbili no quisiera hablar demasiado porque ya casi que puede sonar que estoy exagerando. Pero no queda otra. Cada vez que sale y reingresa al equipo cualquier principio de barullo se disipa y los ataques vuelven a tener la fluidez del principio. La Selección anda de nuevo sobre rieles. No hay dudas de que a nivel mental es el más fuerte hoy por hoy: vivísimo para aprovechar cualquier error del contrario, y frío y valiente cuando hay que abrir una brecha en el rival. Hoy hizo un pick 'n roll de lujo con Scola (el pick 'n roll es como la pared en el fútbol) y el estadio, que venía un poco apagado por la medianía de un rival mediocre en sus pretenciones, se despabiló y le regaló una de esas ovaciones que nos contagian a todos. Así es Ginóbili. ¿Será tan fácil lo que venga? No. Les aseguro que no. Mañana nos toca Venezuela, un equipo joven y con mucha hambre de gloria, que le hizo partido a Brasil y a Dominicana (casi les gana) y que en los amistosos fue el rival que más nos complicó. Hoy, contra Puerto Rico, terminaron a las piñas y perdieron. Pero también los tuvieron contra las cuerdas más de una vez y se nota que tienen muchas ganas de llegar a las semis (y ahí está el grosso de Chávez arengándolos por twitter). Después, pasado mañana, nos toca Brasil, que no está en su mejor momento, por momentos parece desorientado, sin alma, pero que tiene grandes jugadores y al que seguramente sea el mejor técnico de este Preolímpico (sí, el gran Rubén Magnano). Y por último Dominicana, que ya es la revelación del torneo: terminó primera en su grupo, le ganó a Brasil y juega muy bien. Cuidado. Entre ellos, más Puerto Rico, van a estar los otros tres semifinalistas (descuento que va a estar Argentina), y seguramente nos entreguen entre sí partidos muy entretenidos, muy peleados, que van a servir como para que la Selección los agarre más cansados. ¿La ventaja de ser los favoritos? Sí. Y la ventaja de ser los mejores. El Dream Team somos nosotros. Hasta mañana.

3 comentarios:

Cuparo dijo...

No pude ver ningún partido, aun. Las crónicas geniales. Las leo apasionadamente, eh. Y recién ahí me entero.

jose dijo...

No pude ver un carajo porque ando en casas sin Internet así que me vinieron muy bien estos posts

lowfirocker dijo...

Cúparo, José:

gracias por seguir éstas crónicas, muy copado que les sirvan para seguir el equipo en distintas circunstancias

abrazo grande!